1 de julio, 2019

El sábado, se levantó la protesta tras dos audiencias de mediación y la apertura de un canal de diálogo con autoridades nacionales y provinciales. El acampe duró 6 días.
Según indicó el dirigente de la Frente Barrial de la CTA, Agustín Calamante, la medida fuerza fue levantada «un gesto que demuestra nuestra voluntad de resolver el conflicto a través del diálogo».
«Decidimos levantar luego de que ayer, en la audiencia de mediación, se acordara la fecha concreta de una reunión con funcionarios de los gobiernos municipal, provincial y nacional», señaló, aunque aclaró que la medida de fuerza tan sólo se «suspendió» hasta llegar a un acuerdo.
«Esto es un cuarto intermedio para tratar de esperar la propuesta de Nación y ver si de verdad hay intencionalidad por parte del Gobierno nacional en solucionar esta problemática. De no ser así, el viernes vamos a analizar las distintas organizaciones en llevar adelante un plan de acción que sin lugar a dudas será contundente como lo fue toda esta semana que fuimos realizando un multitudinario acampe», en declaraciones al medio marplatense La Capital.
Por su parte, el Municipio de General Pueyrredón comunicó que «en el acta se acordó, de parte del Estado, una mejora en elementos para viviendas y alimentos».


Compartir