27 de junio, 2019

El intendente de Necochea, Facundo López, encabezó el acto de firmas de títulos de propiedad que beneficiaron a 236 familias del distrito. La ceremonia se dio en el marco del Plan de Escrituración Social que se implementa en la provincia de Buenos Aires, a través del trabajo conjunto de la Escribanía General de Gobierno, el Instituto de la Vivienda y la propia comuna.
Junto al jefe comunal, la mesa de entrega contó con las presencias del director General de Inmobiliaria y Social del Instituto de la Vivienda, Rubén Opel; el director de Fortalecimiento Institucional de la Escribanía General de Gobierno de la provincia, Mariano Monserrat; la escribana de dicha dependencia, Rosa Borda; y la secretaria de Desarrollo Humano, Jimena López.
Previo a las firmas de escrituras, el  jefe comunla expresó que “este tipo de actos para nosotros es un orgullo. Cuando arrancamos la gestión, muchas familias me comentaban que hacía cerca de 20 años que estaban esperando la posibilidad de firmar la escritura de su casa”, a lo que añadió que “desde ese momento arrancamos con Jimena, el área de Hábitat y Obras Públicas con los censos para transmitir la información de Necochea al Instituto, y que, a través de la Escribanía General de Gobierno, aquello que era un sueño se empezara a hacer realidad”.
En ese camino, el mandatario municipal subrayó que “hoy son más de 500 escrituras que hemos entregado en estos años de gestión y cerca de 1.000 trámites que llevamos realizando, junto con los trámites de censos que tenemos para que en un futuro más vecinos puedan acceder al bien y ser propietarios, porque lo que más importa en la política habitacional es que el techo tenga nombre y apellido, y sea de la familia”, y aseguró:“el trabajo en conjunto entre las áreas del Estado municipal, los vecinos con su pelea cotidiana para que esto sea un sueño y la provincia, hoy da sus frutos, y es un día de alegría para todos”.
En tanto, Opel, enfatizó que “una vez que firman sus escrituras, el Instituto va a dejar de ser propietario de las viviendas para que ustedes se constituyan en nuevos propietarios. Este hecho para el Instituto es muy importante, tiene que ver con que cada familia sea propietaria”. Y en tal sentido, aclaró: “aquellos que se anotaron en algún momento en la Municipalidad y fueron adjudicatarios de una vivienda, no podían ser propietarios ni tener todos los derechos, pero a partir de la firma de las escrituras, todos ustedes tienen el derecho de la propiedad, como también de la seguridad jurídica sobre el primer capital social familiar y transmitible, porque puede quedar para sus hijos”.


Compartir