30 de octubre, 2020

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, realizó un balance del desenlace de la toma de Guernica que culminó ayer, con el desalojo judicial de las familias que estaban dentro del predio.

En declaraciones a La Mecha por Radio Provincia destacó que “ni bien nos enteramos de la orden de desalojo tomamos cartas en el asunto y comenzamos a trabajar al mando del Ministerio de Desarrollo Social con Andrés Larroque para tratar de resolver la situación de las familias que en verdad no tenían ningún lugar y por eso accedieron a ser parte de la toma”.

En ese marco, precisó que “Hemos localizado lotes para producir servicios y veremos como en el lote con servicios se produce la vivienda porque reproducir indignidad para sacarse un problema de encima no debe ser una política de Estado”. Y agregó: “logramos que 800 familias se retiraran voluntariamente y quedó un remanente a quienes esperamos hasta la noche de antes ayer pero ya estaba la orden de desalojo  pese a que el gobierno bonaerense pidió una prórroga pero no se concedió”.

Además, García sostuvo que “el ministro Larroque intentó por cuarta vez la prórroga del desalojo y no hubo caso, apuramos las negociaciones con ese sector pequeño porque después de tanto esfuerzo la idea era alcanzar el acuerdo. Algunos representantes de esos sectores se mantuvieron inflexibles con el acuerdo. Nosotros nunca negamos la realidad pero la manda de la Justicia era esa y la corrimos todo lo que pudimos y a último momento el fiscal se plantó y no dio lugar a más prórrogas”.

García dijo que la publicación en redes sociales del presidente Alberto Fernández de un explícito apoyo a la tarea que llevó adelante la Provincia “es un acuerdo institucional. Pareciera que el gobierno no hace nada bien cuando se miran los titulares de los diarios y no es así, nunca hubo una propuesta de trabajo integral como la que llevamos adelante en esta situación”.


Compartir