5 de diciembre, 2018

La nueva reglamentación para el uso policial de armas dispuesta por el Gobierno de la Nación divide las aguas en Cambiemos. La administración de María Eugenia Vidal adelantó que no aplicará las modificaciones en territorio bonaerense, en un gesto de diferenciación con respecto a la gestión de Mauricio Macri.
En ese sentido, desde la Provincia descartaron adherirse a los cambios en lo inmediato. Desde el entorno de la gobernadora aseguran que la adhesión a este protocolo requiere de una ley que le genere más protección a los policías para que no haya distintos criterios al momento de que la Justicia analice la actuación de los efectivos.
Vale aclarar que la resolución 956/2018, publicada en el Boletín Oficial y firmada por la ministra de Seguridad de la nación, Patricia Bullrich, entró en vigencia esta semana. La misma habilita a los agentes de fuerzas federales a usar armas de fuego sin necesidad de dar la voz de alto, e incluso disparar contra sospechosos en fuga.
A su vez el artículo 3 de la nueva reglamentación determina que los oficiales podrán no dar la voz de alto en caso que sea una situación en donde esta acción pueda suponer riesgo de muerte para otras personas; genere peligro para el propio oficial o cuando resulte “evidentemente inadecuado o inútil”.


Compartir