1 de marzo, 2019

El gobierno de la provincia de Buenos Aires garantizará el miércoles 6 de marzo la apertura de las 9.838 escuelas públicas de niveles obligatorios, donde comenzarán las clases 2.148.000 chicos, informaron fuentes del Poder Ejecutivo bonaerense.
La administración provincial, además, garantizará el funcionamiento del transporte escolar y del servicio de sistema alimentario, en donde el desayuno o la merienda es de carácter universal para los jardines de infantes y escuelas primarias.
Es que si bien el miércoles 6 de marzo las escuelas de la provincia de Buenos Aires de gestión estatal y privada deben empezar las clases, la Confederación de Trabajadores de la Educación de Argentina (Ctera) anunció un paro de actividades de tres días después de los feriados de carnaval, y se prevé que el Frente de Unidad Docente bonaerense también realice medidas de fuerza.
Los gremios docentes bonaerenses rechazaron la última oferta de aumento salarial que presentó el gobierno de María Eugenia Vidal en la reunión paritaria del pasado miércoles. La propuesta presentada por el gobierno consistió en un aumento de los salarios 2019 en base al índice de inflación y agregar un 5% adicional en diciembre.
También contempla el aumento en el salario inicial del maestro de grado que recién se inicia y la posibilidad de compensar a aquellos docentes que se encuentren con ingresos familiares por debajo de la línea de pobreza.
Los gremios de maestros rechazaron esa propuesta por entender que no representa un aumento real para «todos los docentes» ni una verdadera recomposición de la pérdida del poder adquisitivo del salario docente durante el 2018.


Compartir