19 de noviembre, 2020

La provincia de Buenos Aires creó el Sistema Integrado de Políticas Públicas Contra las Violencias por Razones de Género (SIPP), como propuesta metodológica para el abordaje de la gestión pública ante estas situaciones.
Lo hizo mediante el decreto 997 publicado en el Boletín Oficial bonaerense, en donde se explicó que el nuevo paradigma de atención «no sólo debe contemplar a quienes resultan víctimas de violencias, sino también a quienes las ejercen, atento a que las consecuencias de sus acciones repercuten en la reproducción y conservación de las violencias».
«Es necesaria la intervención del conjunto de los organismos provinciales y gobiernos locales, de manera coordinada y cooperante, con participación de organizaciones de la comunidad dedicadas a la temática, como así también de órganos del Poder Judicial», se señaló en los fundamentos de la medida.
En ese marco, se añadió que se requiere actualizar la normativa que rige el abordaje de las violencias por razones de género, «en pos de crear un marco adecuado para el desarrollo de políticas públicas integrales, interdisciplinares, interinstitucionales, interjurisdiccionales e intersectoriales con el objetivo de atender su complejidad».
Según se detalló, el sistema estará integrado por la Mesa Intersectorial Provincial (MIP), las Mesas Locales Intersectoriales (MLI), la Red Provincial de Dispositivos Territoriales de Protección Integral (RPDTPI), el Registro Único de Casos de Violencia de Género (RUC), los espacios de Trabajo con Varones que Ejercen Violencias, el Programa Comunidades sin Violencias; y el fondo de emergencia en Violencias por Razones de Género.


Compartir