30 de octubre, 2019

El gobierno bonaerense autorizó un aumento de 25% en las tarifas de electricidad de las empresas prestadoras que operan en el ámbito de la provincia, que regirá a partir del próximo 1 de enero.
Se trata del aumento que debía aplicarse en agosto de este año, pero que se postergó por decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal.
La actualización de los cuadros tarifarios de las distribuidoras Edelap, Edea, Eden y Edes, y las 200 cooperativas que operan en el territorio se dispuso a través de la resolución 1.713 del Ministerio de Infraestructura bonaerense.
El incremento regirá desde el 1 de enero de 2020, cuando los usuarios residenciales pagarán $3,53 el kilowatt hora, contra los $3,20 que se pagan actualmente, mientras que los cargos fijos se incrementarán más de 40% para ubicarse en $121,26 para usuarios residenciales.
En la resolución se precisa que a partir de esa misma fecha se continuará aplicando el Incremento de Costos Tarifarios (ICT) –pérdidas por inflación y devaluación del peso- hasta que se recuperen las diferencias no obtenidas por el periodo 1° de enero al 31 de diciembre de 2019.


Compartir