12 de marzo, 2019

El subsecretario de Gestion Gubernamental de la Provincia de Buenos Aires, Iván Budassi, adelantó que el gobierno bonaerense evalúa aplicar el sistema que se utiliza en Capital Federal.
“La gobernadora nos ha pedido que estudiemos la posibilidad, y en eso estamos, para implementar el sistema de scoring”, le dijo Budassi a LA CAPITAL, a la vez que agregó que la siniestralidad “es una cuestión que en el mundo preocupa y el gobierno provincial está mirando como avanzar en el área estadística de control y prevención”.
El Sistema de Evaluación Permanente de Conductores (SEPC) consiste en la asignación de veinte puntos a cada conductor y el descuento de puntos en función de las infracciones cometidas. Cada descuento parcial de puntos queda sin efecto a los dos años de efectuado siempre que el conductor, durante ese lapso, no haya alcanzado los cero puntos.
Cuando se llegue a esa situación, el castigo será la inhabilitación para conducir que podrá extenderse desde los sesenta días hasta los cinco años.
Además, en ese lapso, tendrá que cumplir y aprobar un curso de educación vial y prevención de accidentes de tránsito. Llegar a “cero punto” determinará menos tiempo de validez del registro de conductor, a la hora de renovarlo. Los reincidentes crónicos tendrán una inhabilitación más larga o permanente, mientras que los buenos conductores recibirán premios y bonificaciones en los trámites relacionados al manejo.


Compartir