11 de agosto, 2020

El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, ponderó las medidas tomadas por el Gobierno y aseguró que “si no se hubiera ganado tiempo para equipar todo, el sistema de salud hubiera estallado en julio”.

En ese marco destacó que “Si uno dice que está bien la autorización de determinadas actividades porque se puede hacer un protocolo y alienta la decisión de hablar todos los días de abrir un poco más, las consecuencias son un correlato en cómo lo interpreta cada una de las personas. Si todo el tiempo estamos hablando como si fuera la postpandemia, estamos ignorando la realidad”.

En declaraciones a No Corras por FM 97 Une, Kreplak aseguró que “Las medidas tomadas fueron para no tener en ningún momento la aceleración de casos y ese pico que se vio en otros lugares del mundo. Y eso se consiguió”.

Asimismo agregó: “Ahora estamos en un 64 por ciento de ocupación de las camas pero eso tiene complejidades porque hay lugares con índices más altos. Y los pacientes pasan largas horas en una ambulancia buscando una plaza. Ese es el sistema que está sufriendo un estrés muy alto”.

Y en ese sentido describió que en la actualidad “Estamos contando fallecidos con tres cifras. Eso es grave. Y hablar de que la sociedad está cansada es ignorar la consecuencia de esto que es que vamos a tener más cantidad de fallecidos”.


Compartir