28 de octubre, 2019

Durante la conferencia de prensa realizada en la Ciudad de La Plata, el futuro gobernador bonaerense Axel Kicillof y la vicegobernadora Verónica Magario, del Frente de Todos, hablaron sobre la situación actual de la provincia y anticiparon las cuestiones.
Al respecto, la ex intendenta de La Matanza relató: «Fue una campaña plagada de muchas cuestiones donde se plantearon los sufrimientos, los dolores y los padecimientos. Hoy es tiempo de ir a la búsqueda de las soluciones reales de aquellas cuestiones posibles y concretas para una nueva provincia que hay que construir ahora».
A su vez, reflexionó sobre la grieta y afirmó: “Creo que es tiempo de terminar con esta grieta, estas peleas, estos odios que nos separan a los bonaerenses y en especial a los argentinos”. Y culminó diciendo: “En Axel y yo van a contar todos los bonaerenses con un hombre y una mujer dispuestos a trabajar juntos y a emprender esta nueva etapa de la Provincia de Buenos Aires. Aquí no solo falta capacidad, sino las ganas de hacer, y eso nos sobra”,
Por su parte, el nuevo gobernador electo retomó algunas de las cuestiones que ayer durante el festejo había iniciado, como indicadores que hacen a la situación actual no sólo de la provincia sino también a la Nación y señaló: «Yo ayer hice énfasis en algunos de los indicadores: económicos, sociales, y era una situación complicada para dar mucho número, me detuve ahí, pero los números continúan, ya los conocen ustedes, son todos muy malos y muy preocupantes, a nivel nacional y a nivel provincial». Y añadió: «Desde el punto de vista de la situación económica, social, productiva de la provincia de Buenos Aires, yo dije y reitero, en 4 años, se ha producido una situación de tierra arrasada».
A su vez, a raíz de la situación preocupante para muchos argentinos sobre el estado del Banco Central, Kicillof argumentó: En 2015 el sistema bancario tenía un incumplimiento, para decirlo en términos sencillos, de 1,7% de la cartera, hoy es 4,7%, o sea 3 veces más. Y remarcó: “Hay que decirlo porque un poco configura, no una cuestión que tenga que ver solamente con hablar del gobierno que viene, tiene que ver con la situación que se vive hoy en la Provincia y creo que la enorme mayoría electoral que hemos podido representar a través de las elecciones tiene que ver también con eso, con el fracaso en la gestión en todos los renglones”.
Para concluir, el flamante gobernador electo resaltó: “Va a ser un gobierno de gestión, no de marketing. No se va a tratar de que vean al gobierno en los afiches, que lo vean en las redes sociales, que lo vean por los trolls”. Y agregó: “Se va a tratar de que vean al gobierno provincial y a los gobiernos municipales acompañando, ayudando, colaborando y de nuevo recuperando lo perdido y poniendo en marcha de nuevo la Provincia de Buenos Aires”.


Compartir