29 de octubre, 2020

El gobernador Axel Kicillof aseguró que el desalojo del predio de la localidad de Guernica que se concretó en la mañana «se hizo con todos los cuidados posibles para evitar heridos y situaciones de violencia».
«Es una situación compleja. Unos nos criticaron por no desalojar el primer día, otros por hacer acuerdos con las familias, pero pusimos el máximo empeño en dar una solución»
, señaló el mandatario en una conferencia en Bahía Blanca.
Asimismo, Kicillof sostuvo que «en Guernica hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo» y reiteró que fue «una decisión judicial» y que «la policía simplemente actuó como auxiliar de la justicia para llevar adelante esa orden».
«Solicitamos varias prórrogas y, en el medio hicimos un censo, identificamos que había 1.904 personas. Dispusimos instrumentos para ver si el desalojo se desarrollaba voluntaria y pacíficamente»,
afirmó.
Además, el gobernador dijo que se ofreció a las familias «diferentes respuestas» a los problemas planteados y explicó que, tras el trabajo de un grupo multidisciplinario, «se construyó una solución a la que adhirieron 734 familias» que luego abandonaron el predio.
«La segunda prórroga terminaba mañana. El juez y el fiscal entendieron que había que ejecutar el desalojo, que se hizo con todos los cuidados posibles para evitar situaciones de violencia», agregó Kicillof, quien además planteó que «si la decisión judicial no se implementaba, la política entraba en desacato» y reiteró que «se llevó adelante con todos los cuidados posibles».


Compartir