27 de enero, 2020

El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó esta mañana en el municipio de Merlo, el lanzamiento del programa Escuelas a la Obra, un plan para realizar antes del comienzo de las clases obras de infraestructura para revertir la delicada situación edilicia de las escuelas bonaerenses.
Durante la presentación, el mandatario provincial fue secundado por el titular de la cartera de Educación de la Nación, Nicolás Trotta; su par a nivel provincial, Agustina Vila; y el intendente local y presidente del Partido Justicialista Bonaerense, Gustavo Menéndez.
Además, estuvieron presentes decenas de intendentes del oficialismo y la oposición, a quien el propio Kicillof definió como “los verdaderos protagonistas de este programa y de los que vendrán”.
“El gobierno de la Provincia de Buenos Aires viene a saldar la deuda que tiene con los y las bonaerenses en materia de infraestructura educativa. Es una obligación del gobierno de la provincia tener las escuelas en condiciones seguras”, dijo el Gobernador, y agregó: “No venimos ni a quejarnos, ni a acusar o señalar, vinimos desde el día uno que comenzamos a tener las responsabilidades de gestión en la Provincia a solucionar”.
“Estamos para reparar, para recuperar lo perdido, para restaurar el papel que debe tener la educación en la Provincia de Buenos Aires”, manifestó Kicillof, y destacó la presencia de los sindicatos de docentes y auxiliares en el acto. “La calidad educativa tiene que ver con las condiciones de trabajo que se les proporciona a los docentes, con los materiales que disponen, con la capacitación”, señaló.
Por su parte, Trotta indicó:“Nuestra presencia pretende sintetizar un compromiso de nuestro presidente Alberto Fernández de que somos un mismo gobierno, de que tenemos que transitar de manera conjunta enormes desafíos en común”. “Estamos aquí también para reconocer a nuestros intendentes que en los momentos en que Argentina se rompieron acuerdos sustantivos en garantizar la inversión educativa, dijeron presente para suplantar la ausencia del Estado Provincial y Nacional”, agregó.
Asimismo, el ministro de Educación nacional consideró: “Del 6% del PBI en 2015 finalizamos el 2019 con una inversión del 4,8%. Es ahí donde podemos comprobar que si no sostenemos los consensos y compromisos entre todos, nuestra escuela no puede dar la respuestas necesarias frente a un océano de desigualdad que hoy transita la Argentina”.
Según informaron desde Gobernación, el programa se organiza en distintos componentes. El primero consta de unas 752 obras de carácter prioritario para el inicio del ciclo escolar 2020. Sin ellas, se «pone en riesgo el inicio escolar de 818 escuelas, localizadas en 61 distritos», detallaron. Estas son las obras que ya se iniciaron y que demandarán una inversión inicial de 800 millones de pesos. Están relacionadas al acceso al agua potable, instalaciones eléctricas y de gas, y refacciones de sanitarios.
Otro componente es el de la reactivación de obras interrumpidas y al respecto Vila informó que «se está avanzando con la reactivación progresiva de más de 243 obras que la gestión anterior decidió interrumpir».
Por otra parte, el programa «Escuelas a la Obra» se propone elaborar un sistema de monitoreo permanente de la situación en que se encuentra la infraestructura escolar. «Se está elaborando un tablero de información completa, ordenada, actualizada y de acceso público«, informaron desde el Gobierno e indicaron que «permitirá actuar a tiempo a través de alertas tempranas, cuidar el estado edilicio y darle seguimiento a las obras».


Compartir