23 de enero, 2020

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, señaló que «nuestro trabajo es asumir los costos de ordenar el mal comportamiento de algunos», al referirse al asesinato de Fernando Báez Sosa en manos de un grupo de jugadores de rugby en el boliche Le Brique de Villa Gesell.
«Al inicio de nuestra gestión tuvimos que limitar el consumo de alcohol en el Paseo de la Costa, eso me costó mucho. No queríamos que pase lo que pasa en la Costa», sostuvo en declaraciones radiales.
En ese sentido, el jefe comunal detalló que «en Vicente López no tenemos boliches bailables, pero sí bares; eso genera una realidad en la calle que hay que prevenir: si uno tiene presencia y está controlando, es difícil que haya una escalada».
Asimismo, Macri aseguró que «el tema del alcohol me costó» y detalló que «hubo sectores políticos que me presentaron demanda diciendo que atentaba contra la libertad».


Compartir