3 de junio, 2020

Más de 50 intendentes opositores le pidieron al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a través de un escrito, “retomar gradualmente sus actividades” en el marco de la cuarentena por la pandemia del coronavirus.
El comunicado lleva los nombres de los jefes comunales de Adolfo Alsina, Arrecifes, Ayacucho, Azul, Bahía Blanca, Balcarce, Bragado, Brandsen, Campana, Capitán Sarmiento, Chacabuco, Coronel Dorrego, Coronel Pringles y Coronel Rosales.
Y también el de los distritos de Dolores, Florentino Ameghino, General Alvear, General Arenales, General Belgrano, General Lamadrid, General Lavalle, General Madariaga y General Pueyrredón.
En el mismo, expresan: «Estamos convencidos que podemos avanzar hacia un nuevo esquema de funcionamiento de diversas actividades sociales, económicas y deportivas más flexible, que serán seguramente distintas en cada caso, adaptadas a la situación sanitaria y social de cada municipio».
Teniendo en cuenta los protocolos sanitarios a seguir, añadieron: «Las medidas adoptadas deberán ser revisadas de manera permanente, siempre con el compromiso y la responsabilidad expresa de retroceder o adoptar medidas restrictivas si la situación sanitaria así lo indicara».
Para completar el pedido, firmaron los intendentes de General Viamonte, General Villegas, Junín, La Plata, Lanús, Lezama, Lincoln, Lobería, Lobos, Magdalena, Maipú, Monte, Nueve de Julio, Olavarría, Patagones, Pellegrini, Pergamino, Pinamar, Puán, Ramallo, Rauch, Rivadavia, Rojas, Saavedra, Saladillo, San Antonio de Areco, San Cayetano, San Isidro, San Miguel, San Nicolás, Suipacha, Tandil, Tornquist, Trenque Lauquen, Tres de Febrero y Vicente López.
«Nadie más interesados que los intendentes en que la situación sanitaria y social esté bajo control y seremos quienes responderán con sus sistemas de la manera más pronta y eficaz, siempre acompañados y acompañando a la provincia”, finalizaron en su carta.


Compartir