21 de mayo, 2020

El intendente de de Lanús, Néstor Grindetti, alertó sobre la repercusión del aislamiento social preventivo y obligatorio en la situación económica y social.
“Ahora estamos abocados a los económico, se ha reducido mucho la recaudación. Hoy la preocupación pasó de no enfermarse a poder tener un ingreso. Hay actividades que tienen mucha complejidad como para poder dejarlas comenzar”, sostuvo en declaraciones radiales.
En ese marco, el jefe comunal se refirió a como está preparado el municipio para el coronavirus señalando que “en Lanús los hospitales son provinciales, no municipales, pero hemos agregado 700 camas. Hemos hecho lo que hay que hacer para prepararnos para el pico”.
Asimismo, Grindetti aseguró que “tenemos buen dialogo con la Provincia y con Nación” y que ve con «mucha preocupación la politización porque es un momento en el que tenemos que estar juntos”. “Los intendentes tenemos que dar el ejemplo y trabajar de forma coordinada”, remarcó.


Compartir