10 de enero, 2019

En el marco de las medidas implementadas para fortalecer el vínculo laboral entre jefes y empleados, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, firmó el nuevo Código de Conducta y Equidad de Género, que comenzó a regir a partir del 2019 en todo el ámbito de la administración municipal.
“Nuestra prioridad es que nadie sufra ningún tipo de maltrato y que las actividades laborales se desarrollen en un ámbito cordial y seguro tanto para hombres como para mujeres”, manifestó el jefe comunal.
Las pautas de convivencia están basadas en los siguientes 5 ejes principales: Principio de la No Violencia, Asignación de Tareas, Uso Correcto del Lenguaje, Delimitación del Espacio donde se desarrollan las tareas diarias y la relación entre autoridad y empleado/a.
En ese sentido, se creará un grupo de seguimiento que estará supervisado por el Senado provincial con el objetivo de asegurar el cumplimiento del código. Las campañas de concientización, difusión y capacitación para los/as empleados/as serán otra de las funciones que tendrá ese órgano de control.


Compartir