14 de diciembre, 2018

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, reconoció que salir de la actual situación de crisis “lleva muchísimo tiempo” pero aseguró que “no hay que parar el proceso de cambio”.
“Hay que resolver el tema de la pobreza y que vaya siendo cada vez menor. De cara a 2019, es la consolidación de un camino hacia el cambio. Cuando los procesos de deterioro atacan estamentos de la realidad social, como la educación y cuestiones estructurales de salud, salir de eso lleva muchísimo tiempo”, sostuvo en declaraciones radiales.
En ese sentido, el jefe comunal remarcó que “no hay que parar el proceso de cambio” porque “es cierto que el camino es empedrado. Lo que no hay que hacer es mirar para atras y volver a la orilla anterior. Estamos cruzando el río”.
“No podemos negar las cosas que faltan pero tenemos que mostrar las cosas que se lograron”, destacó Grindetti.


Compartir