8 de julio, 2020

El intendente interino de Ezeiza, Gastón Granados, se refirió al aumento de casos de Covid-19 en el distrito, a la vez que se quejó porque a pesar del aislamiento social más estricto establecido por el gobierno nacional, «la gente en la calle está igual que en la fase tres» pero «lo único que logramos fue cerrar los comercios y perjudicar nuestra economía».
«La realidad es que si bien Ezeiza estaba bien, los casos fueron aumentando: pasamos de un promedio de cinco o seis casos diarios a catorce o quince. Eso nos hizo pensar un poco y decidimos, a pesar de que teníamos la posibilidad de continuar en fase tres, retroceder y acompañar esta supercuarentena que dispuso el presidente»,
señaló en declaraciones radiales.
En ese marco, el jefe comunal aseguró que «lo que puedo decir es que la gente en la calle está igual que en la fase tres; lo único que logramos fue cerrar los comercios y perjudicar nuestra economía local, pero nada cambió, porque el movimiento en la calle y los contagios son los mismos».
Ante esto, Granados sostuvo que «estamos analizando volver a flexibilizar la cuarentena y permitir que los comercios puedan volver a abrir sus puertas».


Compartir