10 de diciembre, 2019

Lucas Ghi, el intendente electo por el Frente de Todos de Morón, afirmó que el municipio que le deja Ramiro Tagliaferro de Cambiemos en términos de deuda “es muy complicado” pero se mostró confiado con la conformación del concejo deliberante local para trazar una agenda de desarrollo.
La situación del municipio es muy complicada, estimamos que la deuda, los compromisos impagos, superan los mil millones de pesos. Estamos elaborando una estrategia para afrontar esta situación, y a la vez, que esto no afecte los proyectos que tenemos por delante para nuestros vecinos”, afirmó el mandatario municipal a elcactus.com.ar.
Ghi anticipó el estado del municipio: “La deuda que nos vamos encontrando día a día en el proceso de transición sigue creciendo. A cada momento aparecen nuevas facturas que nos hacen estimar que los compromisos van a superar con creces los mil millones de pesos.”
El intendente entrante ya fue mandatario local en el período 2011 a 2015, aunque había iniciado su período en el 2009 cuando Martín Sabbatella fue electo Diputado Nacional y renunció a la jefatura local, dando paso a la asunción interina del entonces concejal, Lucas Ghi.
“Estamos contentos por esta renovación de la vida democrática de nuestro pueblo, por la asunción de los concejales para trazar una agenda inmediatamente, para desarrollarse aquí en Morón en función de los compromisos que fuimos recogiendo durante la campaña”, agregó Ghi de cara a la gestión que inicia.


Compartir