5 de noviembre, 2019

El intendente electo de Morón, Lucas Ghi, aseguró que durante el periodo de transición encontró indicadores “poco auspiciosos” sobre la situación administrativa y financiera en el municipio.
“Confío en que podamos llevar adelante un proceso que no afecte la calidad y la continuidad de los servicios y las políticas municipales. Pero no va a ser fácil, ya que encontramos señales no del todo auspiciosas”, expresó Ghi conferencia de prensa.
En ese marco, el electo jefe comunal puntualizó que “en la última liquidación de sueldo se registraron algunas inconsistencias que fueron asumidas y comprometieron subsanarlas, y la situación del hospital municipal, por los implementos necesarios para el normal funcionamiento de la institución. Y eso parece ser una constante en muchos sectores del municipio y que obedece a desatenciones”.
Asimismo, sobre la situación del aeropuerto para empresas aeronáutica de bajo costo, Ghi indicó que “la discusión no se dio y se debería dar, y el municipio debe generar los ámbitos para que podamos opinar. Como ya dije, creo que la justicia se vio obligada a asumir un rol que debió tener la política, imponiendo una audiencia pública primero, después fijando las restricciones al horario nocturno que era otra demanda de un sector”.


Compartir