16 de abril, 2018

El secretario de Gobierno del municipio de Azul, Alejandro Vieyra, anunció gestiones del intendente Bertellys ante la gobernadora para que Provincia haga un aporte extraordinario de dinero para distribuir entre los alrededor de 250 empleados despedidos de la planta de explosivos que depende de Fabricaciones Militares, que ya comenzó a ser desmantelada.
A más de 100 días del cierre de las puertas de la planta de explosivos de Fabricaciones Militares Fanazul, ubicada en la ciudad de Azul, y a pesar de los intentos de sus trabajadores despedidos por mantene sus fuentes de trabajo, el gobierno nacional ratificó la decisión y comenzó a desmantelar la fábrica y a retirar las máquinas.
“Esta gestión fue un pedido del intendente y la gobernadora tomó este compromiso. Entendió que había que acompañar y la semana que viene será anunciado por el Ministro Villegas”, adelantó Vieyra, quien reconoció que el cierre de Fanazul generó una “situación difícil” en toda la comunidad.


Compartir