2 de mayo, 2019

El intendente de La Plata, Julio Garro, se acercó a la flamante central de monitoreo urbano que la Municipalidad puso en funcionamiento la semana pasada en diagonal 80 e/ 5 y 48, y dialogó con los empleados que visualizan las 24 horas de los 365 días del año las imágenes que aportan las cámaras de seguridad instaladas en distintos puntos de la ciudad.
“El ‘Día del Trabajador’ es una jornada de descanso para la gran mayoría de los hombres y mujeres del país, pero todas las áreas de prevención y emergencia del Municipio trabaja todos los días del año, incluso hoy, para cuidar a cada uno de los vecinos de la ciudad”, destacó el mandatario comunal y sostuvo que “la labor que se hace desde el Centro de Monitoreo es digna de mi reconocimiento y del de todos los platenses, porque pasan horas frente a una pantalla para obtener información muy útil, tanto para las cuestiones viales como para hechos delictivos en los que interviene la Policía y la Justicia”.
“Estamos incorporando cada vez más tecnología para facilitar su trabajo y optimizar los mecanismos de prevención en la ciudad”, aseguró el intendente platense y agregó: “Este nuevo Centro de Operaciones y Monitoreo, más equipado y preparado, es una prueba concreta de nuestro compromiso por la seguridad del vecino”.
Este moderno edificio cuenta con las herramientas tecnológicas necesarias para controlar todas las cámaras de la ciudad y prevenir hechos delictivos, así como visualizar situaciones que requieran la intervención de inspectores municipales o fuerzas policiales. De este modo, con un funcionamiento pleno y permanente, el nuevo COM cuenta con 18 puestos de monitoreo; 8 servidores, superando siete veces al único del actual centro; 26 puestos de operadores equipados con procesadores XEON; y 50 software que permiten detectar situaciones en el momento (analíticos de tiempo real) y revisar las grabaciones en busca de algo puntual (analíticos forénsicos), similar a una búsqueda en Google. Además, tiene una sala de monitoreo con video wall, un conjunto de pantallas que permiten visualizar una o varias imágenes en un área mayor; una sala de crisis para reuniones en caso de emergencia; una administración, donde se reciben las pruebas para la justicia; una sala de edición de video y una sala de descanso para los visualizadores, entre otras comodidades.
El COM es un eslabón de esta red integral de prevención que estamos generando, un antes y un después en la historia de la ciudad. Gracias a que estamos presentes, a que estamos profesionalizándonos y sumando cámaras, hoy podemos prevenir un delito que se está por cometer, actuar rápidamente ante uno que se está cometiendo y obtener pruebas sobre uno ya consumado”, precisó Garro.
La central de monitoreo recientemente inaugurada cuenta con un plantel de 170 personas capaces de visualizar las cámaras instaladas en la ciudad, e incorporará más personal a medida que el Municipio avance con la instalación de más dispositivos, hasta completar el objetivo de los 1.000 dispositivos.


Compartir