30 de octubre, 2020

El intendente de La Plata Julio Garro. apuntó contra un grupo de manifestantes de movimientos políticos vinculados a sectores del kirchnerismo que intentó tomar el palacio municipal y lanzó una crítica directa al gobierno de Axel Kicillof. «Cuando no se respetan las instituciones y no hay reglas claras, comienza a transitarse un camino a la anarquía», reflexionó el mandatario de Juntos por el Cambio. 

De acuerdo a lo que señaló el mandatario platense, entre los protagonistas de los incidentes del miércoles hay «funcionarios y ex candidatos a concejales del Frente de Todos» y reprochó que ese bloque se haya pronunciado «en favor de los violentos», lo que los deja “al borde del cinismo».

Puntualmente, Garro señaló que del intento de toma participaron Ramiro «Vasco» Berdesegar, dirigente de la CCC y ex candidato a concejal platense del Frente de Todos, referenciado con el diputado nacional del Frente de Todos Juan Carlos Alderete; Eduardo «Turco» Jalil, referente de Ctera La Plata y ex funcionario municipal, vinculado al dirigente Juan Grabois; el ex diputado provincial y dirigente del Movimiento Evita Gustavo Di Marzio; y el referente de Barrios de Pie Daniel Menéndez, designado a fines del año pasado como funcionario del ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

«Siento que es una mentira», expresó el intendente al respecto en declaraciones, publicadas en el medio local El Día, donde cuestionó que «si un ciudadano acepta participar de una candidatura, se supone que acepta la democracia y no la violencia. No creo que la gente que los haya votado, lo haya hecho para que tomen un edificio que es de todos los platenses».

A pesar de que el PJ La Plata se solidarizó con los manifestantes y habló de «represión» por parte de la gestión comunal, ayer Garro opinó que los protagonistas de los desmanes no son del peronismo sino «parte del kirchnerismo y de un sector de la política». Sin embargo, criticó duramente el respaldo del bloque de concejales del Frente de Todos: «A veces dudo que sean de La Plata. Su actitud los deja al borde del cinimismo». 

Al mismo tiempo, Garro cuestionó la política del gobernador, Axel Kicillof, al sostener que «da un doble mensaje al pretender desalentar las tomas con subsidios». Y dijo que «lo que provoca es la falta de límites, la violencia y la agresión a la propiedad privada y pública porque no se respetan las instituciones, hay un a justicia que no avanza, un poder político que mira para ningún lado y no quiere pagar costos y una sociedad que se altera».


Compartir