14 de junio, 2019

El intendente de San Cayetano Miguel Gargaglione, teniendo en cuenta la situación económica del país y a través del Decreto 634/2019, dispuso de manera excepcional, abonar una suma fija no remunerativa a los empleados municipales.
La medida incluye el pago de $ 4.000 durante julio y $ 4.000 durante septiembre, para los agentes municipales cuyo sueldo líquido, excluidos los importes abonados en concepto de horas extras, correspondiente al mes de mayo 2019 sea inferior a $ 40.000, excepto los cargos electivos del Departamento Deliberativo, los agentes que integran la carrera médico hospitalaria y los funcionarios del Departamento Ejecutivo, informó la comuna.
Además precisó que aquellos cuya jornada de trabajo sea inferior a 35 horas semanales de labor, percibirán la bonificación de manera proporcional a la jornada de trabajo efectivo para el mes de julio y septiembre.
No es la primera vez que Gargaglione decide dar bonificaciones a los empleados municipales ya que en agosto de 2018, cuando los aumentos de tarifa de gas arreciaban contra los bolsillos, dispuso un bono “para que puedan afrontar las facturas de gas”.
“Si bien el Departamento Ejecutivo definió los aumentos de sueldos para el corriente año (15% en enero y 15 % en agosto) se decidió otorgar una bonificación extraordinaria adicional a lo previsto, ya que determinadas situaciones han generado la desvalorización del poder adquisitivo de la moneda, repercutiendo de manera directa, principalmente, sobre la clase media asalariada”, remarcaron desde la comuna de San Cayetano mientras se conocía que la inflación de los últimos 12 meses era del 57%.


Compartir