7 de enero, 2019

El intendente interino del municipio de Pilar, Miguel Gamboa, recorrió uno de los espacios recreativos del programa Escuelas Abiertas en Verano, que tiene en sus primeros tres días 2.145 inscriptos.
Junto a el Presidente del Consejo Escolar, Pablo Donoso; la Subsecretaria de Educación, Sonia Stegmann; y el Jefe Distrital, Sergio Silvestri; visitaron Kapawa, uno de los 9 espacios al aire libre con pileta que desde Educación Pilar se ofrece al programa que desarrolla la Provincia de Buenos Aires.
Al respecto, Gamboa señaló: “Estamos muy contentos porque cada día se anotan muchos más chicos, que vienen con una sonrisa a disfrutar de un lugar tan lindo como este, de la pileta y todas las actividades que comparten acá. Sabemos que es muy importante para las familias poder contar con esta opción y que los chicos puedan disfrutar el verano de manera sana y recreativamente”.
Por su parte, Donoso contó: “Este es otro ejemplo del trabajo articulado entre la Provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de Pilar, a través de Educación que con su aporte permite el traslado de los chicos a espejos de agua; también articulando el SAE con el que se brinda desayuno y almuerzo en las escuelas”.
Mientras que Stegmann agregó: “Iniciamos un nuevo año de Escuelas en Verano con más de 2.000 inscriptos en los dos primeros días. Para esta edición pudimos sumar más espacios al aire libre que marcan una diferencia enorme en la propuesta pedagógica del programa. La verdad estamos muy contentos con cómo arrancamos, esperando que cada día se sumen más niños y niñas. Tienen tiempo hasta el último día del programa”.
Cabe señalar que pueden participar de Escuelas Abiertas en Verano niñas, niños y adolescentes entre 3 y 17 años que asistieron durante el año a algún establecimiento educativo público en cualquiera de los tres niveles, inicial, primario y secundario. La inscripción se realiza en las 29 sedes-escuelas y realizan actividades acuáticas y recreativas en los espacios verdes una, dos o tres veces por semana.
Finalmente, Silvestri dijo: “El objetivo de este programa es la continuidad pedagógica en el proceso del receso de verano, que los chicos sigan aprendiendo, teniendo acceso al servicio alimentario escolar y pudiendo realizar actividades acuáticas”.


Compartir