16 de abril, 2018

El ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, aseguró que el Plan Integral de reforma presentado por la gobernadora María Eugenia Vidal “apunta a que la Justicia sea un servicio y no una herramienta política”.
“Pretendemos que sea un servicio para los más débiles, para las personas que necesitan un amparo por parte del Estado y eso es lo que se fundamentó esa serie de reformas que impulsa la gobernadora”, declaró Ferrari.
En ese marco, el titular de la cartera de justicia señaló que lo primero que se hizo en la Provincia fue ver cómo funcionaba la Justicia, dónde está la congestión de las causas y “a partir de eso trabajamos sobre los actores del sistema como los jueces y abogados y sobre las normas que rigen”.
“En cuanto a los actores apuntamos al sistema de elección de magistrados que para nosotros es central y por eso les vamos a exigir una escuela judicial previa y obligatoria para que aprendan a ser jueces y fiscales, que estará en marcha el año próximo”, estimó.
Asimismo, Ferrari detalló también las reformas impulsadas al Código de Procedimiento Penal de la provincia de Buenos Aires “enfocado principalmente en la víctima y que estará en vigencia ni bien sea sancionado por la legislatura provincial”.
“La víctima, en forma obligatoria va a estar asistida, informada y escuchada en todo el proceso. Hemos avanzado tanto que determinamos en el código que determinados actos si la víctima no participa son nulos para el juez”, destacó Ferrari.


Compartir