27 de enero, 2020

En el distrito de Moreno, aompañado por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el diputado nacional Máximo Kirchner, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, presentó “Argentina Unida por Educación y Trabajo”, que se da en el marco del programa nacional que nuclea a 12 mil cooperativistas en la Provincia de Buenos Aires y hasta 30 mil en todo el país.
En el evento, que trabaja a nivel provincial con el nombre de Escuelas a la Obra y que fue formalmente presentado hoy durante la mañana en Merlo, también participaron la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, el ministro de Desarrollo Social nacional, Daniel Arroyo, la directora General de Educación de la Provincia, Agustina Vila, la ministra de Desarrollo Social de la Provincia, Fernanda Raverta y el titular de la cartera de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.
Al comienzo, la jefa comunal de Moreno brindó unas palabras en conmemoración de los docentes fallecidos por una explosión de una garrafa en un colegio de la localidad, Sandra y Rubén, durante la gestión de María Eugenia Vidal. Luego tomó la palabra Arroyo, quien aseguró que este Plan «va a ser una política continua en nuestro gobierno» y que se formó “para construir trabajo y articulación entre educación y trabajo».
Y posteriormente, fue el turno de Kicillof, quien destacó: «Hoy estamos en un día muy feliz, muy importante por lo que ha dicho Mariel (Fernández), que nos ha contado un poco cómo se encontró a Moreno, que es un espejo de cómo está la Provincia de Buenos Aires y Argentina».
«Estos días se habló mucho en la tapa de los diarios de la deuda. Para mí omitieron algo, hablaron de bonistas, de tasas de interés de reestructuraciones, de sustentabilidad. Se olvidaron de hablar de la enorme deuda que tenemos con la educación en la provincia de Buenos Aires y en la República Argentina. Cuatro años de abandono, encontramos obras sin pagar, servicios sin pagar», señaló.
Y además expresó: «Hoy lo reseñábamos bien porque a la mañana estábamos diciendo que nosotros escuchamos lo que decían las urnas, escuchamos la palabra que pronunció el pueblo de la Provincia, los que nos decían a la dirigencia política y a los que tenemos responsabilidades que había que cambiar las prioridades y que no podía ocurrir nunca más que hubiera una escuela que explotara, lamentar cuestiones como la que ocurrieron acá en Moreno».
A su vez, en respuesta a los desafortunados dichos por el ex presidente de la Nación sobre la educación pública durante su gestión, el gobernador dijo: «A veces parece que las cosas caen del cielo, pero vivimos cuatro años donde la educación pública era un lugar en el que te caías, donde parecía que los hijos de los pobres no llegaban a la universidad, donde lo que había que enseñar era a vivir con incertidumbre y disfrutarla. Eso fue lo que se predicó desde las más altas tribunas del Estado argentino».  Y por último, destacó: «Venimos a restaurar y reparar un valor histórico de nuestro país, de nuestra Provincia, en el que la educación de los pibes y las pibas es lo primero. Que la educación pública no es donde te caes sino donde te dan una mano y donde te salvan, para eso estamos nosotros y eso lo tenemos que ejecutar, representar nosotros, pero no es una decisión nuestra, fue una decisión del pueblo argentino y de la Provincia de Buenos Aires que dijo ´Nunca más escuelas en malas condiciones, docentes tomadas como enemigos´».
Y por último, el Presidente dijo: «Si alguna virtud tuvimos fue que separados y divididos nos ganaban los que condujeron al país al peor de los momentos y las crisis. Supimos dejar de lado alguna aspiración empezando con Cristina y su generosidad».


Compartir