11 de noviembre, 2019

A poco de ganar las elecciones y volver a gobernar la provincia de Buenos Aires, el PJ se prepara para renovar la conducción partidaria en el marco de la alternancia pactada en 2017 entre el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y el de Merlo, Gustavo Menéndez.
El jefe comunal de Merlo volverá a liderar el partido el 17 de diciembre, pocos días después de que asuma la Gobernación de la Provincia el candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof, que triunfó en las elecciones del pasado 27 de octubre frente a la actual mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, por amplio margen.
Durante la renovación de autoridades de 2017 los intendentes peronistas de la primera sección y los de la tercera llegaron a un acuerdo de alternar la conducción partidaria entre Gray y Menéndez que encabezarían el armado un año cada uno.
Con cada una de las gestiones, los referentes del PJ se comprometieron a jerarquizar el rol de los intendentes en la toma de decisiones y la participación electoral.
Tanto en el armado provincial como en el nacional que llevó a Alberto Fernández a la presidencia, los jefes comunales tuvieron un rol central para los líderes del Frente de Todos. Particularmente, la participación en el esquema de Kicillof fue muy preponderante sobre todo en las recorridas que el entonces candidato realizó por toda la provincia.
Con la campaña en el horizonte y la asunción del peronismo en la Provincia luego de tres derrotas electorales en territorio provincial, varios de esos nombres figuran como potenciales integrantes en los esquemas de gobierno tanto nacional como provincial.


Compartir