31 de diciembre, 2018

El intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, asumió la obra social de los municipales de ese distrito, que tiene recursos por 223 millones de pesos, y desató una fuerte controversias con el sindicato local, que anunció retención de tareas y prepara medidas de fuerzas.
Mediante un decreto, el jefe comunal designó autoridades para la Dirección de Obra Social de los Empleados Municipales de ese distrito (DOSEM) en una medida que argumenta bajo recomendaciones del Tribunal de Cuentas.
En efecto, señaló en los considerandos que el órgano de control de la Provincia realizó observaciones “a lo largo de 2018 referidas a la creación de cargos de Director como de funcionarios de ley (Contador, Tesorero y Jefe de Compras), y a la designación de las personas que ocupen dichos cargos”.
En esa línea, designó a personas de su confianza al frente de la obra social. Rubén Rivera como director, José Ignacio Conget como contador, María Rafaela Yebre al frente de la Tesorería y como jefa de Compras colocó a María Fernanda Giustini. Todos, a partir del 1° de enero de 2019.
La decisión enardeció a los municipales que se declararon en estado de alerta permanente y varios sectores ya iniciaron retención de tareas en el último tiempo. Fabio Darío Angelini, secretario adjunto del gremio municipal, sostuvo que la medida vulnera todas las normas “jurídico-administrativas vigentes”. Los inspectores municipales iniciaron una retención de tareas para que se retrotraiga el decreto 3401/2018 que tendrá incidencia en la noche del 31 y en las primeras horas del 1° de enero.
Con la polémica instalada, el partido radical, que forma parte de la alianza gobernante local, salió a cuestionar la medida lanzada por los municipales, según publica Frente a Cano.
“No convoque a los trabajadores municipales al abandono de sus vecinos esa noche. Sr. Aguero, apelamos a que se abran los caminos del diálogo sin que esto afecta el derecho de los cuidadanos. Nos comprometemos a mediar por una pronta resolución del conflicto”, sostuvo el partido boina blanca.
La respuesta fue tajante. Agüero señaló que el Municipio así “desconfía de los Trabajadores de la DOSEM, destaco que “que hace 57 años que jamás tuvo un solo inconveniente” y alertó que lo que va a perder el afiliado es “la automatización del Coseguro el 35% de la cobertura”.
“Los nombramientos de Ley es una formalidad, de Trabajadores q ya cumplen esa tarea por qué Héctor Gay quiere nombrar no Municipales (amigos) o persona para administrar una O.S sin experiencia. ¿Intervención? ¿Arrebató? ¿Quitar los ahorros?”, escribió Miguel Agüero, el secretario general del gremio en las redes sociales.


Compartir