22 de abril, 2019

Tal como se especulaba, la confirmación de que el agua de Pergamino estaba contaminada con 18 tipos de agroquímicos, comenzó a repercutir en otras localidades de la provincia de Buenos Aires. Ahora, una vecina del distrito de Rojas, busca evaluar si en el agua potable se encuentra óptima para su consumo o puede poner en peligro a su población.
La medida que encabezará el municipio de Rojas, intenta evitar un conflicto similar al ocurrido en Pergamino, en donde su intendente Javier Martínez (Cambiemos), resultó duramente desestimado por el informe de la Corte Suprema de Justicia y además, el Conejo Deliberante pidió su interpelación por las varias “irregularidades” en torno al caso.
“Ante esta situación, nosotros hemos realizado una serie de toma de muestras y las enviamos a analizar, ya que la búsqueda de este tipo de sustancias no forma parte de los parámetros de rutina de control. Son estudios muy específicos”, explicó para Pergamino Verdad, el secretario municipal de Obras Públicas de Rojas, Daniel Boyeras.
Este hecho podría generar que otras ciudades se sumen a evaluar las condiciones de su agua.

 


Compartir