3 de julio, 2020

Hace pocos días el municipio de Dolores transitaba la fase 5 llamada “nueva normalidad”. Ahora tiene 7 casos de COVID-19, 32 en estudio, 46 aislados y ya retrocedió a fase 4. Cómo fue la evolución de los contagios.

En tres días, cambiaron todos los números epidemiológicos en Dolores. El 8 de junio el distrito que conduce el intendente Camilo Etchevarren de Juntos por el Cambio, anunciaba el pase a fase 5 pero la “nueva normalidad” pero se cortó el 30 de junio, cuando una enfermera dio positivo de COVID-19.

Esa trabajadora de la salud había hecho un traslado de un paciente al Hospital Fiorito de Avellaneda unos días atrás. Tras dar positivo se anunció la vuelta a fase 4 y se identificó como contacto estrecho a sus dos hijas de las cuales una es un bebe.

El 1ro de julio la Secretaría de Salud de Dolores, informó que dio positivo el hisopado realizado a la bebé de 5 meses, hija de la paciente con COVID-19.

En la misma jornada el municipio comunica que “dio positivo el hisopado realizado a otro familiar de la paciente con COVID-19. Se trata de la hija mayor que se encuentra embarazada”.

A esa altura, Dolores, ya tenía tres casos activos y cuatro en estudio vinculados a la enfermera.

El 2 de julio los casos activos de coronavirus llegaron a 7: La enfermera (internada en el Hospital San Roque), sus dos hijas, su hermana, dos hijas y su esposo.

Dado que los positivos son más, los contactos estrechos aumentan y las personas aisladas también. Según el último parte esta es la situación actual mientras se esperan los resultados de los hisopados. 


Compartir