6 de septiembre, 2019

Los maestros nucleados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) reclamaron que se aplique la actualización “mensual” de la cláusula gatillo para que sus sueldos no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación.
Tras sumarse el jueves al paro nacional por las agresiones a maestros de Chubut, los gremios FEB, Suteba, Udocba, Sadop, UDA y Amet, reclamaron un ajuste mensual de los salarios debido al fuerte impacto que tiene la inflación, sobre todo lo que sucedió tras las elecciones primarias y la fuerte devaluación del peso.
Los gremialistas también reclamaron en un comunicado la actualización de las asignaciones familiares, pidieron que se declare la emergencia alimentaria, que se aumenten los cupos y se duplique el monto destinado al servicio alimentario escolar “con actualización según el índice inflacionario”.
Consideraron que “se hace imperioso, en el marco de esta crisis, el incremento de los cupos de SAE, respondiendo a las solicitudes expresadas por las escuelas”. A la vez, exigieron “la resolución urgente de las graves problemáticas edilicias” y demandaron la intervención del Gobierno “ante el notorio incremento de acciones autoritarias y de hostilidad laboral hacia los docentes, ejercidas desde diferentes niveles de la conducción educativa, desde el 12 de agosto del corriente año”.


Compartir