28 de julio, 2017

El gobierno bonaerense oficializó la emergencia hídrica para los partidos de Adolfo Alsina, Daireaux, Guaminí, Puán, Salliqueló y Tres Lomas, por lo que ordenó la realización de obras para aliviar las consecuencias de las inundaciones.
La medida se adoptó debido a que los registros de lluvia en la provincia de Buenos Aires, recabados desde diciembre de 2015, resultan ser superiores a la media histórica, con récords que en algunos casos superan los 3.000 milímetros.
El decreto, que lleva la firma de Vidal, fue publicado hoy en el Boletín Oficial bonaerense, y se ordenó la realización de acciones necesarias para aliviar las consecuencias de las inundaciones y el escurrimiento superficial de las aguas que afectan a esos partidos bonaerenses.
Se destacó que los organismos gubernamentales “podrán proyectar, contratar, dirigir y ejecutar obras de arte hidráulicas y trabajos tales como movimiento de suelos, terraplenes, alteos, defensas y apertura de rutas”. También se podrán hacer “canalizaciones, cegados, obturaciones y endicamientos de cursos de agua, clausura, modificación, restauración y mejorados de caminos rurales, vías de comunicación y accesos terrestres, como así también toda otra obra que se considere pertinente para alcanzar los objetivos perseguidos”.
Se indicó que “las abundantes e intensas lluvias han generado un escenario crítico en determinadas zonas, superando los volúmenes de drenaje de las cuencas, saturando la capacidad de absorción de los suelos y colmando los bajos intermedanosos hasta su desborde por sobre los terrenos naturales”.
El gobierno bonaerense consideró que estas circunstancias “ameritan respuestas acordes y urgentes para mitigar sus efectos, priorizando el bienestar de las personas, la comunicación de áreas urbanas y semi-urbanas, la continuidad de los servicios y la evacuación de bienes y productos en ámbitos rurales”.


Compartir