28 de junio, 2017

A través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno bonaerense declaró el estado de “emergencia y/o desastre agropecuario” para las explotaciones rurales afectadas por inundaciones de los partidos de General Arenales, Lincoln y circunscripciones V, XI, XII y XIII del partido de Junín.
Los beneficios -que incluyen eximiciones y prórrogas de impuestos y obligaciones con el Banco Provincia para los productores afectados- regirán por seis meses, entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año.
En el decreto se detalla que los productores rurales cuyas explotaciones se encuentren en esos partidos “deberán presentar sus declaraciones juradas en un período máximo de diez días”, a partir de hoy.
Así, gozarán de los beneficios respecto del pago del impuesto Inmobiliario Rural, correspondiente al inmueble destinado a la actividad agropecuaria previstos en el artículo 10 de la Ley 10.390, en el porcentaje de la afectación de su producción o capacidad de producción.


Compartir