31 de marzo, 2017

Segunda parte de la entrevista en Red de Radios a Daniel Arroyo, dirigente del Frente Renovador y ex ministro de Desarrollo Social de la Provincia, quien se refirió al control de precios, el panorama social, la estructura económica, la lucha contra la droga y las próximas elecciones.


“Para controlar los precios hay que hacer tres cosas. Una parte del problema es el Estado, la carga impositiva que hay en el medio. En la canasta básica de alimentos hay que eliminar directamente el IVA, y los impuestos indirectos a esos productos también. Partiendo de la base de que hay que alimentarse bien, y somos un país que produce alimentos. Segundo, los supermercados son parte del problema, comercializan y tienen un margen de ganancia muy grande. Hay que establecer un criterio, y es rol del Estado poder controlar. Lo tercero es que hay que fomentar al pequeño productor, hay que bajar costos, hay que mejorar la calidad del pequeño productor. Pero creo que de las tres cuestiones, lo primero es lo del Estado. Si el Estado baja los impuestos, debería esto acomodarse más”, expresó el ex titular de Desarrollo Social.
Asimismo, consultado por Guillermo Andino sobre cómo hacer para recaudar lo necesario cuando se eliminan impuestos, Arroyo respondió: “por volumen económico. Lo que hay que hacer es ampliar la torta. Con la torta productiva que tenemos no funciona, no nos da lugar, a los 44 millones, con el modelo que tenemos de solo fomentar la reprimarización de la economía tampoco. Y los planes sociales están agotados”. En ese sentido, Arroyo agregó que “los planes sociales arrancan con Alfonsín. Arrancamos con 500 mil planes, fueron aumentando y el actual gobierno los extendió a 9 millones. Si fuimos subiendo así los planes sociales y tenemos 33% de pobreza, quiere decir que los problemas no son los planes sino la estructura económica. Si no cambiamos la estructura económica, no va a cambiar la realidad social”.
“Para cortar con la venta de droga, no es posible hacerlo con la policía. Hay que hacer una fuerza especial por fuera de la policía, no hay manera de reconvertir la policía en ese plano. Porque está viciada, está cruzada con ese problema, porque el policía bueno que hace todo lo que puede, en realidad lucha con una maquinaria imposible. En el caso de la Provincia de Buenos Aires hay que hacer una fuerza especial de dos mil hombres, por fuera de la policía, para combatir la venta de drogas. Y por otro lado hay que hacer 200 centros de atención de adicciones, porque hoy no hay centros de atención de adicciones”, remarcó Arroyo.



  Ver Entrevista

Compartir