19 de abril, 2019

El Gobierno bonaerense comenzará a implementar a partir de mayo lectores de datos biométricos para controlar el presentismo y el cumplimiento de horario de servicio de los 94 mil efectivos de la Policía bonaerense.
Para la puesta en funcionamiento del sistema, la Provincia ya enroló a todos los agentes del conurbano bonaerense. Y en una primera instancia, el control comenzará a funcionar en la ciudad de La Plata.
“El control de datos biométricos asistencial del personal nos va a permitir cruzar el presentismo con carpetas médicas, con adicionales, con horas extras, los movimientos del personal y el cumplimiento del horario, conforme a la especialidad de cada área”, señalaron desde el Gobierno bonaerense. Y agregaron: “Sirve también para que no se superponga personal que debería estar de servicio”.
La Provincia adquirió 200 equipos, que constan de una tablet con cámara y un lector de huellas para el ingreso y egreso para los policías. Los aparatos estarán en comisarías, subcomisarías, departamentales, caballería e infantería. En mayo comenzarán a funcionar en La Plata lentamente, ya que primero se debe capacitar al personal y ajustar los defectos del sistema que puedan ocasionarse. En junio se empezaría a incorporarse en el conurbano, sumando a Mar del Plata y Bahía Blanca y, a partir de julio, en el interior de la provincia.


Compartir