6 de diciembre, 2017

Personal especializado de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) clausuró el aeródromo de Miramar, partido de General Alvarado, situado en el kilómetro 5,5 de la ruta 77, al observar diversas irregularidades que imposibilitan el desarrollo de cualquier actividad.
Según marca el informe de ANAC, la pista de aterrizaje asfáltica presenta piedras a lo largo de toda su extensión y falta el alambre limitador. También existe una cava activa con basura orgánica a 250 metros de la cabecera 36. En ese sector además se evidencia una zanja con curso de agua de 120 metros de largo, 3 metros de ancho y 1 metro de profundidad. La torre de control se encuentra obsoleta y tampoco las balizas funcionan. Por otra parte, el escrito detalla la existencia de una laguna artificial con gran concentración de aves que lógicamente peligrarían el despegue, tránsito y aterrizaje de diversas unidades.
De todas maneras, especialistas coinciden que uno de los mayores inconvenientes está en la prohibición de operar del avión hidrante que sirve para actuar en prevención, y combate de probables focos de incendio, no sólo en el vivero dunícola de Miramar, sino también para la cobertura de la zona rural en todo General Alvarado y distritos aledaños como Balcarce, Mar del Plata, Lobería y Necochea. Climatológicamente se prevé un verano seco y en caso de haber siniestros de estas características los riesgos ambientales serían serios.
En ese marco, trascendió que el municipio debía invertir para mantenimiento, el 60% del dinero que ingresa por el arrendamiento de las tierras destinadas a cultivo dentro el predio que en este período sería una suma similar a 400.000 pesos.
Es importante recordar que este escenario también era utilizado para aterrizaje de aviones o avionetas de funcionarios políticos, como ya ocurrió el año pasado con la visita de la gobernadora María Eugenia Vidal, cuando llegó a Miramar para inspeccionar la obra de la ruta 88.


Compartir

Etiquetas: ,