16 de diciembre, 2020

El intendente de Campana, Sebastián Abella, recibió a 30 efectivos policiales que llegaron a la ciudad para reforzar el trabajo de prevención en distintos puntos del casco urbano, permitiendo desplazar los recursos existentes para ampliar la presencia en otros puntos.
En este sentido, los policías que son oriundos de distintas localidades bonaerenses, estarán alojados en las instalaciones del Seminario Diocesano San Pedro y San Pablo que fueron cedidas al Municipio por el Obispado de Zárate-Campana.
«La presencia de estos efectivos en puntos urbanos, nos permitirá disponer de más recursos policiales para los barrios»
, destacó el jefe comunal.
En tanto que se informó que, a raíz de la pandemia, el Operativo Sol se readecuó ya que que mucha gente, en vez de veranear en la costa, se abocará al turismo de cercanía alquilando casas quintas y viviendas para vacacionar, en zonas como Campana, por eso se incluyó a nuestra ciudad en ese marco.
Por otra parte, se remarcó que los efectivos son agentes con experiencia, cuentan con chalecos antibalas y el Municipio les proveyó los equipos de comunicaciones que actualmente utiliza la policía.
A su turno, Gómez se mostró muy contento con la decisión que tomó el Ministerio de Seguridad de poder reforzar la seguridad en Campana y agradeció al Municipio por trabajar de forma conjunta y poner a disposición todos los recursos policiales.


Compartir