16 de abril, 2020

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró que la expulsión de un joven que fue pasar la cuarentena en Claromecó fue «precipitada» y defendió al damnificado que debió abandonar la localidad.
«Me parece que fue una reacción precipitada: entiendo la ansiedad y los temores pero como dijo el Papa Francisco hay que ser muy solidarios y entender la situación», señaló Berni en una conferencia de prensa en la Municipalidad tras una reunión con el intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez, en la que informó las medidas que han ido tomando desde su cartera y se interiorizó sobre la situación del distrito.
En ese marco, el funcionario aseguró que «cada paciente que está en estudio, sospechoso o en cuarentena no es un delincuente, la comunidad tiene que acompañarlo y entender; en el caso de Claromecó tiene que ayudar a hacer una cuarentena que no es fácil porque cualquiera de nosotros puede estar en los zapatos de este chico».
«Los bonaerenses hemos hecho un gran esfuerzo para respetar la cuarentena. Se trata de una condena social, pero también de conciencia. Aunque el hecho en sí es un acto criminal, y la justicia federal se está encargando», remarcó Berni.


Compartir