9 de febrero, 2021

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, visitó esta mañana el distrito de Bahía Blanca junto al superintendente general de la Policía Bonaerense, comisario Daniel García, en las vísperas de una protesta por mejoras salariales organizada por policías autoconvocados mediante las redes para el próximo jueves.

En dialogó con los medios locales manifestó que “Todo este agite no tiene que ver solamente con una cuestión salarial de las mismas personas que están en actividad, sino con otros intereses políticos. Es un reclamo de la oposición. No es casualidad que llamen a movilizar justamente en Mar Del Plata y Pinamar, siendo distritos opositores». 

Además, relacionó estas posibles protestas con los de septiembre del año pasado, cuando efectivos policiales se manifestaron en diferentes puntos de la provincia con los patrulleros, y abandonando sus lugares de trabajo.

“Lo que le dije a la gente que conduzco es que nadie puede determinar cual va a ser la conducta individual de cada una de las personas a la hora de tener que asumir una responsabilidad. Lo que si se es que no va a pasar lo mismo que sucedió meses atrás. Están por salir las sanciones a aquellos que incumplieron su deber en septiembre y para evitar que sean sancionados están haciendo este tipo de movidas. Les digo que se pueden mover, pero el resultado no va a ser el mismo», afirmó el titular de la cartera de Seguridad.  

En enero, los miembros de las fuerzas de seguridad de la provincia de Buenos Aires, policías y penitenciarios, recibieron un aumento adicional en sus salarios del 6,8% promedio respecto a diciembre de 2019, retroactivo al mes de diciembre de 2020.

De esta manera, el sueldo neto de un oficial de policía ingresante ascenderá a $ 46.238. Con la actualización en la compensación por uniforme de $ 1.130 a $ 5.000 otorgada en septiembre, el ingreso total alcanza un aumento en 2020 de 43,3%, pasando de $ 35.754 en diciembre 2019 a $ 51.237 en diciembre 2020. 


Compartir