18 de febrero, 2019

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación, Roberto Baradel, aseguró que el hecho de que las clases comiencen el 6 de marzo, como prevé el calendario escolar 2019, “es responsabilidad del Gobierno”.
“Que las clases comiencen el 6 de marzo es responsabilidad del Gobierno. Ellos reconocieron que hubo un retroceso institucional por no llegar a un acuerdo el año pasado. Ese acuerdo se hubiera dado si hubieran hecho una oferta similar a la que hacen ahora para 2019. La decisión de confrontar fue del Gobierno”, señaló Baradel.
Cabe recordar que la semana pasada, el gobierno bonaerense ofreció en paritarias a los gremios de maestros aumentar los salarios de los docentes por la inflación que marque el INDEC, con actualización automática mensual durante los primeros tres meses y luego de modo trimestral.
Los representantes del Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB) rechazaron la propuesta y solicitaron una compensación por la pérdida de poder adquisitivo en 2018, por considerar que el año pasado recibieron un aumento del 32% frente a una inflación que fue del 47%.
En ese contexto el dirigente gremial analizó que para poder aceptar la propuesta efectuada por el Ejecutivo “el Gobierno tiene que reconocer el 15,6% de pérdida del poder adquisitivo de 2018 y, a partir de ahí, aplicar la base de cálculo con la inflación 2019”. Asimismo, Baradel señaló que los sindicatos están dispuestos “a continuar la negociación” y pidió que “no se dilate” la convocatoria.


Compartir