12 de junio, 2019

Luego de haber estado en el centro de la polémica en reiteradas ocasiones por su “relación” con la gobernadora María Eugenia Vidal, el intendente marplatense, Carlos Arroyo sigue en pie y buscara retener el municipio de General Pueyrredón y señaló: “Prometí volver y acá estoy. Creo que vamos a completar el segundo mandato porque necesito terminar de ejecutar algunas cosas que no pude en la primera gestión”. “Necesitamos tres o cuatro presupuestos municipales para arreglar todas las calles”, agregó el mandatario municipal en diálogo con Telefé Mar del Plata.
En modo campaña y con críticas hacia el ex intendente, Gustavo Pulti, describió: “Encontramos las arcas municipales más secas que un pozo de agua en el Desierto de Sahara. Creo que la ciudad todavía no conoce lo que hemos hecho. Faltan un montón de cosas por hacer, como la desocupación, el estado de las calles y las escuelas”.
Si bien Arroyo no aseguró la participación de Agrupación Atlántica junto con Cambiemos de cara a los próximos comicios, el intendente, sin mencionar a la gobernadora, remarcó: “Me llevó muy bien con Macri, es mi aliado. También tengo buena relación con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich”.
Por último, a pesar de las idas y vueltas que posicionaron en contra de Vidal al marplatense destacó: “Es la que más ha hecho por Mar del Plata en toda la historia, más allá de que no siempre piense igual. Para esta gobernadora, Mar del Plata no es una ciudad más, es una de las más importantes”.


Compartir