12 de febrero, 2018

La Agencia de Recaudación bonaerense (Arba) dejaría de enviar a los domicilios de los contribuyentes las boletas de la Patente y del Impuesto Inmobiliario, con el objetivo de reducir gastos.
De prosperar la iniciativa, el fisco bonaerense se ahorraría decenas de millones de pesos al año en stock de papel, procesos de impresión y reparto postal, puesto que las viejas boletas de Patente, Embarcaciones e Inmobiliario serían reemplazadas por un formato digital.
Según trascendió en las últimas horas, la intención de las autoridades de Arba es acelerar la migración de los contribuyentes hacia los servicios digitales que ya ofrece el organismo, de manera que los impuestos se reciban en el mail, se obtengan por internet o mediante la aplicación que está operativa para celulares con Android o iOS.
También se buscará incentivar el pago electrónico vía homebanking o tarjeta de crédito, posibilitando que la reducción del consumo de papel tenga lugar dentro y fuera del Estado.
Así, proyectan explotar al máximo la tecnología disponible en cada hogar, a través de computadoras, tablets o teléfonos inteligentes, para implementar un sistema íntegramente digital que evite los habituales problemas que acarrea la distribución por correo (impuestos que llegan tarde o se pierden en el camino), reduzca costos y contribuya a cuidar el medioambiente (entidades dedicadas a la ecología hacen hincapié en que la producción de una tonelada de papel implica la tala de 15 árboles y el consumo de 250.000 litros de agua).
Si bien la medida de eliminar la totalidad de las boletas impresas todavía está bajo análisis, la transición que abre camino a los impuestos digitales ya comenzó, dado que buena parte de los empleados estatales reciben la Patente y el Inmobiliario por mail y hay miles de personas y empresas que adhirieron en forma voluntaria a ese servicio.


Compartir

Etiquetas: ,