9 de octubre, 2020

El presidente Alberto Fernández comunicó desde Casa Rosada los detalles de la nueva fase de aislamiento social, la cual incluye la restricción de «la circulación y los encuentros sociales» en distintos departamentos de 18 provincias por 14 días, plazo que concluirá el 25 de octubre.
Durante el anuncio el Presidente, que estuvo acompañado por los gobernadores de Neuquén (Omar Gutiérrez), Santa Fe (Omar Perotti) y Jujuy (Gerardo Morales); fundamentó la medida en el avance de la pandemia de coronavirus en el interior del país.
“Tenemos que restringir la circulación. Tenemos que evitar al máximo las reuniones sociales. Durante los próximos 14 días, en 18 departamentos del interior del país, vamos a tomar estas medidas que garanticen la circulación en las calles. Va a tener vigencia hasta el 25 de octubre”
, señaló el mandatario.
En tanto, agregó que “allí en el (Área Metropolitana de Buenos Aires) AMBA, el mayor aglomerado que existe en la Argentina, nos preparamos para hacerle frente a la pandemia. Tuvimos que multiplicar por dos la cantidad de camas de terapia intensiva en el Gran Buenos Aires. La ciudad de Buenos Aires hizo un gran esfuerzo también”. “La experiencia que nos dio el AMBA fue muy importante. Nos dice por dónde tenemos que transitar para evitar que el problema se nos vaya de las manos. No está resuelto para nada el problema en el AMBA. Lo que sí es evidente es que el problema trascendió el AMBA y se metió en toda la Argentina”, destacó Fernández.
En ese sentido, el Presidente detalló que “hoy en día, el 65% de los contagios devienen de las provincias. Y sólo el 35% del AMBA. Si uno se retrotrae a la semana del 23 de mayo, sólo el 7,5% de los contagios provenían del interior del país. Si uno quiere ver cómo evolucionamos en el AMBA, va a ver una suba lenta, un amesetamiento y una caída. ¿Estamos bien? No, no estamos bien todavía. Desde hace cinco semanas estamos en un proceso de descenso, lento, de contagios en el AMBA”.
Finalmente, Fernández remarcó que “en una charla por zoom que tuve ayer con los gobernadores de todo el país les propuse este mecanismo. Vamos a disponer, en distintos departamentos de 18 provincias, una disminución intensa de la circulación de personas. Le pido a cada argentino y argentina que comprendan la dimensión del problema. Veo igual que ustedes que vivimos sometidos a un ametrallamiento que nos hace creer que no es necesario todo esto. Necesitamos de gobiernos que confluyan, conjunta y mancomunadamente, con ciudadanos y ciudadanas que entiendan el momento que se vive”.


Compartir