5 de diciembre, 2017

El Subsecretario de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Adrián Grassi, afirmó que “vamos a despolitizar la Justicia” al referirse a la reforma judicial y del sistema de justicia en la Provincia.
“Vamos a despolitizar la Justicia, es el punto central, es un gran desafío pero tenemos ideas concretas para realizarlas. Nuestro objetivo es reducir el margen de discrecionalidad de la política, avanzamos ya en la forma de elegir a jueces, fiscales, defensores oficiales, entre otros. Desde que asumió la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Gustavo Ferrari siempre tuvieron claro el objetivo de auto limitarse en la designación de jueces. Ese es un paso clave para lograr esa institucionalidad que a veces extrañamos tanto los argentinos”, sostuvo.
“La justicia tiene la peor imagen de todas las instituciones en el ámbito nacional incluso por debajo de los sindicatos, las fuerzas policiales y los partidos políticos”, aseguró además Grassi.
En ese marco, el funcionario señaló que como parte de las reformas el proceso en la selección de magistrados comenzará con la implementación de una Escuela Judicial obligatoria con una duración de dos años: “Quien quiera ser juez deberá pasar primero por esta escuela, funcionará como un filtro; el examen oral deberá ser video filmado y el examen escrito que sea netamente práctico y se corresponda con la forma en la que trabaja un magistrado en la realidad, desechando esas pruebas tan académicas que a nadie le cierra su contenido y establecer un orden de mérito”.
Luego de destacar que la Escuela Judicial ya existe pero en el ámbito del Consejo de la Magistratura, Grassi aseguró que “hay que aprovecharla para mejor algunas cuestiones y cambiar otras” y recordó que no hubo una voluntad política de mejorar la selección de jueces, aunque calificó a la creación del Consejo de la Magistratura como “un gran avance”.


Compartir