10 de agosto, 2020

 En una conferencia de prensa realizada en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, y la subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del Ministerio de Salud, Leticia Ceriani, presentaron las cifras actualizadas sobre la evolución de la pandemia de covid-19 en la provincia de Buenos Aires, las medidas tomadas por el gobierno para enfrentar el avance de la enfermedad y el estado de situación del esquema de fases en los distritos de la provincia.

En el inicio de la presentación, Ceriani explicó la actualización del protocolo del Ministerio de Salud de la provincia, que amplía la definición de los casos sospechosos de covid-19 y pasa a incluir dos nuevos síntomas –cefalea y vómitos y/o diarrea- a los ya considerados (fiebre de 37,5°C o más, tos, odinofagia, dificultad respiratoria y pérdida repentina del gusto o del olfato). También se amplió la definición de caso confirmado, para incluir a toda persona que cumpla con la definición de caso sospechoso vigente, sea contacto estrecho conviviente con un caso de covid-19 confirmado por laboratorio y resida en áreas con transmisión comunitaria.

Kreplak por su parte, detalló las cifras de camas ocupadas en todos los niveles de atención del sistema sanitario en la provincia: 16.371 sobre un total de 34.082 (esto es, un 48%). Más allá de esta situación, el funcionario insistió en la necesidad de bajar la velocidad de los contagios, ya que la dinámica de ingresos y egresos de pacientes viene mostrando una suba sostenida, que hace que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) las camas de terapia intensiva de adultos estén en un 63% de ocupación.

Asimismo, el viceministro de Salud destacó el trabajo del gobierno de la provincia para reforzar al sistema de salud en la lucha contra la pandemia: “Si no hubiéramos ampliado el sistema con más de mil respiradores, más de mil camas de terapia intensiva, la apertura de ocho hospitales modulares, cuatro hospitales nuevos y un hospital municipal, para el 1° de julio el sistema de salud habría colapsado”.

Además señaló el énfasis puesto en la protección del personal de salud, que está debajo del 7% de contagios (cifra muy inferior a los niveles alcanzados en muchos países), y subrayó la actividad de los 44 laboratorios que integran la red pública de diagnóstico, los cuales hasta la fecha llevan realizados 356 mil testeos de PCR, que representan más del 90% del diagnóstico en la provincia, a un promedio de 8.000 testeos diarios la semana pasada.

En tanto, Bianco presentó la actualización de fases en el territorio de la provincia y señaló que 37 distritos se encuentran en fase 3, 48 en fase 4 y 50 en fase 5. Destacó que las decisiones con respecto a la fase en que se sitúa cada distrito se toman sobre la base del seguimiento de las cifras de evolución de los contagios y en diálogo permanente con las y los intendentes.

Además, el Jefe de Gabinete aclaró, asimismo, que no está validada la vuelta de las actividades deportivas en aquellos distritos que se encuentran en fase 3, contrariamente a lo que circuló en algunos medios la semana pasada.

Para el área de educación, Bianco señaló que hoy, dado el avance de la pandemia, no es posible prever cuándo podría producirse una vuelta a clases, si bien dijo que se viene trabajando junto a la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, en el desarrollo de un esquema para cuando la situación epidemiológica lo permita.

Finalmente, Bianco volvió a apelar a la responsabilidad de quienes tienen funciones de gestión en el territorio de la provincia, y afirmó que es grave cuando algunas personas que tienen cargos ejecutivos cuestionan el sentido y el cumplimiento de las normas. Asimismo, cuestionó a sectores de la oposición que “de manera temeraria e irresponsable azuzan marchas anticuarentena que tienen que ver con consideraciones políticas, no sanitarias”.


Compartir